Dr. Carlos Rodríguez Rojas

Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología. Barquisimeto - Venezuela

¿Es normal ese flujo vaginal?

El motivo de consulta mas frecuente en Ginecología es la presencia de Flujo Vaginal. Muchas veces las pacientes acuden a consulta después de haber probado con el tratamiento que vieron en un comercial, o luego de no mejorar tras colocarse dos óvulos de otro tratamiento que tenían guardados.

Otras pacientes refieren tener un flujo “normal”, simplemente por que las ha acompañado durante muchos años.

Si preguntamos a las abuelas si ellas sufrieron de flujo o infecciones vaginales, probablemente obtendremos respuestas negativas, y esto debido a que los hábitos y la moda han ido cambiando en franco detrimento de la salud femenina.

El frecuente uso de ropa ajustada como Jeans o Licras, asociado al uso de ropa de interior sintética, disminuye la ventilación necesaria de los genitales femeninos, lo que repercute en un cambio de temperatura y pH, alterando el delicado equilibrio de la microflora vaginal, es decir las bacterias y los hongos que normalmente habitan en las cavidades de nuestro cuerpo.

A esto le asociamos el uso de Tangas o Hilos, lo cuales mecánicamente afectan la constitución de los genitales externos al ejercer demasiada presión sobre los labios mayores, y en la parte posterior funcionan como cuerpo extraño entre la vulva y la región anal, lo que también altera los mecanismos naturales de perdida de temperatura y ventilación.

Otra costumbre actual que también es parte del problema, es la depilación de los vellos genitales con un doble efecto negativo. El primero tiene que ver con la costumbre de afeitarse prácticamente a diario para obtener un efecto “liso” e “higiénico”, sin embargo se logra que esta delicada piel de los labios mayores se irrite, lo que cambia su pH y favorece de nuevo las infecciones y las foliculitis. Además los vellos genitales tienen una función termodinámica de disipación del calor por lo que aumenta aún más el problema ya explicado.

Por último, la utilización de toallas diarias empeora la situación, aumentando la humedad y la temperatura. Obliga además a sus usuarias a caer en un circulo de consumo en el que utilizan toallas por tener flujo, y tienen flujo por utilizar toallas.

Obviamente no se les puede exigir a las pacientes que cambien todas las prácticas modernas de una sola vez, pero poco a poco se pueden seguir algunas recomendaciones como:

Si su trabajo le obliga a utilizar ropa ajustada o hilos, no utilice ropa interior mientras duerma, solo vista un pijama o shorts holgados. De esa manera permitirá que al menos durante la noche sea restablecido la temperatura y pH correctos.

Utilice Jabones adecuados. Comercialmente hay disponibles muchos jabones íntimos que no afectan el pH vaginal.

Si utiliza medias panty, verifique que la entrepierna sea de algodón, es preferible que sus prendas íntimas sean de este material natural, y si son blancas mucho mejor.

Ningún flujo que obligue a utilizar toallas diarias es normal. Acuda a su ginecólogo para su consulta y citología por lo menos una vez al año.

Dr. Carlos Rodriguez Rojas
www.ginecologobarquisimeto.com

moco_cremoso